CÓMO DESALOJAR “OKUPAS” LEGALMENTE

Cómo desalojar okupas legalmente de tu casa… No resulta nada fácil para un particular. Te explicamos qué debes hacer en caso de ser víctima de la ocupación ilegal de tu vivienda. 

El desalojo de una vivienda varía según la situación. No es lo mismo un inquilino que deja de pagar el alquiler que una “ocupación” ilegal de una vivienda.

Ocupación ilegal de tu vivienda

La ocupación, es una de las causas que justifican el desalojo de una vivienda, según la Ley, de hecho, esta situación tiene regulación propia, la conocida como “ley anti-okupas”. Esta regulación pretende agilizar los plazos de la recuperación de la vivienda por el propietario real.   Cada situación supondrá un procedimiento distinto. Pero antes de explicar cada punto, te resumimos dos claves sobre cómo desalojar okupas legalmente de tu domicilio ante una okupación ilegal, ya que la policía no siempre puede actuar:

  • Cuando la Policía sí puede actuar: En caso de ocupación ilegal de tu vivienda, si acaban de entrar o la Policía ve a los okupas en el mismo momento en el que están entrando a la vivienda,  están obligados a evitarlo: pueden acceder al inmueble sin que sea necesario contar con una orden judicial y pudiendo desalojar a los ocupantes.
  • Cuando se necesita una orden judicial: Si no es así, NO se puede irrumpir en la vivienda sin una orden judicial, por mucho que la gente que esté dentro la esté ocupando ilícitamente. Para conseguir la orden judicial debes interponer un procedimiento judicial.

Cómo defenderte ante la ocupación ilegal de tu vivienda

Existen diferentes vías de solución a la ocupación ilícita de inmuebles que pueden tener los dueños de la vivienda o inmueble ocupado.

Vía civil: el procedimiento se inicia mediante la interposición de una demanda de juicio verbal, según lo establecido en el artículo 250.1.4 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, siendo necesaria la intervención de abogado y procurador. Destacamos especialmente la solución de la Ley 5/2018, de 11 de junio, que ha creado un procedimiento para la recuperación inmediata de viviendas ilegalmente ocupadas. Esta Ley nace de la demanda de la sociedad de dar respuestas ágiles y eficaces sin tener que recurrir a las vías penales o a tomarse la justicia por su mano, por parte de unos propietarios particulares desesperados ante su situación.

“Podrán pedir la inmediata recuperación de la plena posesión de una vivienda o parte de ella, siempre que se hayan visto privados de ella sin su consentimiento, la persona física que sea propietaria o poseedora legítima por otro título, las entidades sin ánimo de lucro con derecho a poseerla y las entidades públicas propietarias o poseedoras legítimas de vivienda social”.

En conclusión, si el titular de la vivienda ocupada es una persona física, una entidad sin ánimo de lucro o una entidad pública propietaria o poseedora de vivienda social, está claro que el procedimiento que debe instar para recuperar la posesión de la vivienda ocupada ilegalmente es éste. En muy poco tiempo, logrará recuperar la posesión de su vivienda. Y en los casos de que el dueño sea persona jurídica, existen otras vías judiciales, que merecen un “post” a parte.

Vía penal: presentar denuncia por un delito de usurpación de bienes inmuebles, recogido en el artículo 245 del código penal y castigado como delito leve con una multa, cuya cuantía va en función de los ingresos que tiene la persona. Como casi todos los “okupas” son insolventes, el importe de la multa que se aplica suele ser mínimo. También se procederá al desalojo: en la Sentencia condenatoria se establecerá la fecha en que se producirá el desalojo judicial, si es que previamente los ocupantes no abandonan voluntariamente el inmueble. Esta vía pude demorarse más en el tiempo y es más aconsejable en las siguientes situaciones:

  • Cuando se ocupa ilícitamente la vivienda donde vive habitual y realmente su titular (que, por ejemplo, marcha unas horas o unos días y a la vuelta lo encuentra ocupado), casos constitutivos del delito de allanamiento de morada del art. 202 del Código penal; o bien cuando con violencia o intimidación en las personas se ocupe un inmueble, constitutivo del delito del art. 245.1 del Código penal.
  • Cuando en el inmueble se realicen por los ocupantes actividades claramente delictivas (tráfico de drogas; ruidos muy notables y continuados; defraudación de luz, agua o gas, etc.), casos en que esta solución penal es, sin duda, también la procedente para conseguir un cese inmediato de tales actividades, ya que podemos obtener la detención de los ocupantes e incluso la clausura del piso o local.

En SP Abogada te recomendamos, según tu caso, qué procedimiento seguir, plazos, pasos y todo lo necesario. 

¡Atención con tomarse la justicia por cuenta propia con los okupas de tu vivienda!

Se recomienda no tomarse la justicia por nuestra cuenta, no contratar empresas para echar a los okupas o cambiar la cerradura por decisión propia. En estos casos, aunque seamos los propietarios del inmueble, la situación puede ponerse en nuestra contra, viéndonos envueltos en un procedimiento penal en contra de nuestros intereses.

En SP Abogada te asesoramos sobre el procedimiento a seguir para llevar a cabo la reclamación. Llámanos sin compromiso para exponernos tu caso y coger cita, si no puedes venir a nuestro despacho, hemos puesto a tu disposición nuestro servicio de Videocitas . También puedes contactar con nosotros a través de nuestro formulario web y chat online.

Entradas recomendadas